Toma de Rehenes de la Embajada de Japón

Toma de Rehenes de la Embajada de Japón – 17 de Diciembre

La Toma de Rehenes de la Embajada de Japón, es un sucedo historio en el Perú que se da a recordar el 17 de Diciembre de cada año, con el objetivo de nuevamente graficar aquel hecho terrorista que dejo marca en la sociedad peruana, y a su vez conmemorar a los valientes soldados que fueron parte del rescate, conocido como  Operación Chavín de Huantar.

Toma de Rehenes en le Embajada de Japón

Lima, 17 de Diciembre de 1996, se estaba realizando la celebración por el onomástico del Emperador de Japón, Akihito, quien cumplía 63 años de edad, esta reunión se organizó en la residencia oficial del embajador de Japón en Perú, de nombre Morihisha Aoki, era una celebración muy amena y tranquila en tempranas horas del día, cuando de pronto entraron a la fuerza 14 miembros de la organización terrorista peruana Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), tomando por rehenes a todas aquellas personas que había asistido al evento social , dentro de los invitados se encontraban diplomáticos, hombres de negocios, oficiales del gobierno y militares de alto rango, todos ellos fueron aprisionados por los terroristas.

Recuperado de: http://peru21.pe
Recuperado de: http://peru21.pe

Se dice que el propósito de la toma de la Embajada de Japón, era que tenían planeado capturar al presidente de aquella época, Alberto Fujimori, pues los terroristas imaginaban que él podía asistir a la reunión del Embajador de Japón.

Los terroristas tomaron por rehenes a 800 personas que estaban dentro de la Embajada, dentro de los rehenes se encontraba Alejando Toledo, personaje que años después se convertiría en Presidente. En la noche del mismo día fueron liberados 450 de las 800 personas, todas las mujeres fueron puestas en libertad, y se quedaron todos los altos funcionarios gubernamentales. Después de haber pasado 125 días como rehenes vieron su libertad el 22 de abril de 1997 gracias a una estratégica operación de rescate integrada por 140 soldados de las Fuerzas Armadas de Perú, llamado “Operación Chavín de Huantar”

Durante el rescate muere un rehén, dos soldados parte del comando, y los 14 miembros del MRTA. Esta operación fue de gran éxito para todos los peruanos, siendo vista y comentada por todo el mundo.

Este suceso marcó un hecho importante en la sociedad peruana, ya que se significó el término de una etapa de miedo constante por los habitantes del país y con lo sucedido en la Embajada de Japón se dio por finalizado el terrorismo en el Perú.

Es por ello que en este día se debe recordar lo ocurrido para el análisis y la que  información siempre sea transmitida a nuevas generaciones, con el objetivo de que puedan saber que el Perú vivió la verdadera etapa de terror.